Todo lo que esconde el vino IV

 

Tras la nevada… llega el buen vino

 

¿Conoces las ventajas de la nieva sobre tus campos de vid?

Dicen que ‘año de nieves, año de bienes’ y que ‘después de la tormenta llega la calma’. Y no todo iban ser malas noticias. Lo cierto es que nevadas como la que nos traía la tormenta Filomena hace solo unos días pueden ser, según los expertos, muy beneficiosas para plantaciones como las de uva.

Sí, los viñedos pueden llegar a agradecer la nieve. Y es que esta produce un efecto beneficioso sobre sus raíces, desinfectándolas y limpiándolas, dejándolas perfectas para su florecimiento en primavera.

Pero, ¿conoces exactamente las principales ventajas de una nevada sobre tus campos de vid? ¿Los beneficios que puede conllevar de cara a su posterior florecimiento? También, por supuesto, ¿los riesgos de un frío extremo? No te pierdas las claves que BAS BODEGAS te da a conocer a continuación para la puesta a punto de tus viñedos. Para la apuesta a punto de tu mejor vino.

 

4 ventajas de la nieve sobre la uva

  • Limpia y desinfecta las raíces, preparándolas a la perfección, y de forma natural, para su sano crecimiento en su estación más dorada, la primavera.
  • Protege la vid contra plagas e incluso hongos. ¿La razón? Fuertes temperaturas, como las producidas por nevadas, suelen debilitar los posibles insectos o infecciones sufridas en las propias raíces de la vid. En muchos casos, infecciones producidas por heridas abiertas en sus brotes. En dichos casos, la planta gana, los hongos pierden.
  • Hidrata la tierra sobre la que se asientan los campos de vid. El goteo lento de la nieve que se va derritiendo en la tierra que aguanta la vid es tremendamente beneficioso. Poco a poco, de forma suave la nieve va hidratando el suelo sobre el que asientan las vides. Tallos hidratados, mejores brotes en primavera.
  • La nieve puede retrasar el momento de florecimiento, huyendo así de los peligros de una temprana brotación en momentos en los que todavía pueden producirse serias heladas. El resultado, brotes protegidos en una bien entrada primavera, acostumbrada a temperaturas más altas, más propicias para el momento más delicado de la vid.

 

…Y 3 riesgos extremos para tu vid

  • Protege tus campos de vid de temperaturas extremas, pues un exceso de frío o incluso la congelación de sus raíces puede provocar un efecto exterminador para las mismas. No debemos olvidar que se trata de plantas que, aunque acostumbradas a un ambiente exterior, pueden sufrir los efectos generados de condiciones climatológicas poco frecuentes.
  • Una fuerte nevada cuando la yema ya ha empezado a crecer puede tener unas consecuencias muy severas para la vid, perjudicando los tejidos de la planta y agravando el florecimiento y posterior fruto.
  • Nevadas muy copiosas y duraderas en el tiempo pueden suponer un gran peso para la vid que, aunque fuerte, puede sufrir serios desperfectos, dañando incluso sus propias raíces.

Qué duda cabe de que un gran número de viñedos podemos encontrarlos en zonas del globo realmente frías, con temperaturas muy bajas a lo largo del año. Sin embargo, los campos de vid son fuertes, resisten, y de hecho su carácter sólido y fortalecido podemos notarlo en una copa de vino. Es la seña de identidad del buen vino. Así pues, sea bienvenida la nieve.

 

Recuerda que, si quieres saber más sobre el mundo del vino, no puedes perderte la línea de contenidos ‘Todo lo que esconde el vino’ Volúmenes I, II y III”, elaborada por los expertos de BAS BODEGAS y albergada en el Blog de la Bodega manchega. Nunca antes aprender las claves en torno al vino fue tan fácil y ameno.

 

 

Daniel Cavadas

Escribir comentario

Comentarios: 0