WINE & WELLNESS… TAMBIÉN EN VERANO

 

Viajes, barbacoas, celebraciones, cenas en la playa… Son muchas las ocasiones que, durante los meses de verano, y en especial durante los días de vacaciones, tenemos para degustar el gran elenco de vinos con el que contamos en España.

 

Tintos, blancos, rosados, espumosos. La variedad es infinita, siendo los mejores acompañamientos para carnes, pescados y entremeses. Pero más allá de ahondar en los maridajes más acertados para esta época de año, os hablaremos de las bondades de los caldos para nuestro organismo. Y es que, como ya habréis escuchado en alguna ocasión… mens sana in corpore sano.

 

Algunas bondades para nuestro organismo

 

Aunque son múltiples las opiniones en torno a algunos de los beneficios del vino, diversos expertos y numerosos estudios coinciden en destacar algunas de ellas, como, por ejemplo:

 

 ·        El vino actúa, en cierta manera, como protector solar. Su carácter antioxidante ayuda a evitar determinados daños que nos puede producir la excesiva exposición al sol, sobre todo durante los meses de verano.

 ·        El vino protege tu corazón, pues flexibiliza las paredes de las arterias y cuenta con suficientes cualidades como para mejorar la circulación sanguínea.

 ·        El vino previene estados anímicos bajos, pues este caldo ayuda a liberar endorfinas, siendo así una clara fuente de felicidad.

 ·        El vino retrasa el envejecimiento gracias a uno de los componentes que se pueden encontrar en la piel de cualquier tipo de uva, el resveratrol.

 

Dicho lo anterior, su consumo siempre ha de ser moderado y acompañado, por supuesto, de una dieta equilibrada y saludable, junto con una práctica constante de cualquier deporte.

 

Ya desde la antigüedad

 

Sin embargo, remontándonos a la Antigüedad, Mnesteo de Atenas, médico de la escuela hipocrática, ya hacía referencia en sus escritos a las bondades del vino para la salud de los adultos.

 

 

Lo cierto es que, con mayor o menor acierto, y dando de antemano las gracias a los dioses por acercar a los mortales esta bebida, Mnesteo destacaba sus amplios beneficios traducidos en conseguir dar vigor a las almas y cuerpos, socorro a los heridos o buen humor a aquellos que la bebieran con moderación. En definitiva, una bebida más que “espirituosa” pensada, por encima de todo, para mejorar nuestra salud. 

 

No queremos despedirnos desde BASBODEGAS sin antes desearos un feliz verano y un feliz descanso, y todo ello ¡de la mano de una buena copa vino! Y recuerda, no te pierdas las mejores novedades enológicas en www.basbodegas.com o en nuestros canales de Twitter, Facebook e Instagram.

 

 

Daniel Cavadas

 

Escribir comentario

Comentarios: 0